Préstamos personales y préstamos para automóviles. ¿En qué se diferencian?

2 minutos de lectura

La compra de un coche nuevo puede causar un enorme agujero en tu cartera, así que elegir la mejor forma de financiarlo te ayudará a ahorrar dinero. Aunque puedes optar por un préstamo personal o por un préstamo para coches, ten en cuenta las condiciones y las tasas que impone cada uno. Te explicamos cómo funcionan ambos préstamos y con cuál deberías usar para comprar tu próximo coche.

Comparación general

Regresar ↑

Préstamo de coche Préstamo personal
Tasa promedio*Tasas para buen puntaje crediticio 3.64% para coche nuevo5.35% para coche usado 15.5%
Tipo de préstamo Lo más común es que sea no asegurado, pero podrías encontrar asegurados. Asegurado
Términos 2-6 años 2-7 años
Pago inicial Si No
Pros Normalmente tienen mejores tasas de interésSon más fáciles de obtener No hay limitación en qué se gastan los fondos
Contras Los fondos son específicamente para compra de cochesUsualmente necesitan pago inicial Generalmente tienen tasas de interés más altasSon difíciles de obtener con una puntuación de crédito baja

Tasas de interés

Regresar ↑

Al momento de determinar las tasas de interés, tu puntuación de crédito juega un rol importante. Cuanto más alta sea tu puntuación de crédito, menos te costará pedir un préstamo y viceversa.

Mientras que los préstamos personales no suelen estar asegurados – es decir, no hay ninguna garantía que los respalde, los préstamos para automóviles están asegurados (por tu coche). Cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras, empezando por tasas de interés más altas que los préstamos sin garantía. Un préstamo con mayor riesgo conlleva tasas más altas para ti.

Los préstamos para automóviles tienen tasas más bajas, ya que se clasifican como préstamos asegurados. Tu banco o prestamista tendrá control legal del coche que has comprado hasta que devuelvas el préstamo por completo.

¿Cúal es mejor para ti?

Regresar ↑

La forma más habitual de financiar la compra de un coche es con un préstamo para automóviles. Sin embargo, estos préstamos necesitan de un pago inicial que los préstamos personales no requieren. Cuando busques entre los préstamos, pregúntate si tienes algún activo que puedas utilizar como garantía para un préstamo garantizado, las tasas de interés que puedes soportar y si tu puntuación crediticia califica para el préstamo al que aspiras. Los préstamos para automóviles son los más adecuados para las personas que buscan financiamiento más barato, pero están dispuestas a dar un pago inicial. Aunque puedes encontrar un préstamo para coches que no requiera de un pago inicial, es mejor hacerlo ya que reducirá tu tasa.

Por otro lado, los préstamos personales son mejores para las personas que no quieren pagos iniciales y están dispuestas a pagar tasas más altas por financiamiento no asegurado.

¿Puedes obtener un préstamo para coches con una puntuación de crédito baja?

Regresar ↑

Hay préstamos para todos los perfiles de crédito, incluso con una calificación baja. Lo que ocurre es que obtendrás tasas más altas que las impuestas a aquellos con buena puntuación. Puedes ahorrar para un pago inicial, que aumentará tus posibilidades de aprobación y te ayudará a reducir tus tasas de interés, al igual que los pagos mensuales.

¿Cómo puedes aplicar?

Regresar ↑

El proceso de solicitud de ambos préstamos es muy similar. Puedes empezar por:

  • Comprobar tu puntuación de crédito – Puedes hacerlo de forma gratuita en Crediverso, y sabrás a qué préstamos puedes calificar.
  • Compara – Busca las mejores ofertas antes de quedarte con un solo prestamista. Compara las tasas de interés, los términos y las condiciones generales de los mismos.
  • Precalifica – La mayoría de los prestamistas tienen la opción de obtener una precalificación para cualquier préstamo sin necesidad de realizar una investigación en tus informes de crédito. Esto te dará un vistazo del importe estimado del préstamo y de las tasas de interés.
Categoría