BUENAS NOTICIAS: Estamos construyendo algo para que tú y tu familia realicen operaciones bancarias mientras ahorran. REGÍSTRATE

¿Qué es el seguro de vida?

1 minuto de lectura

El seguro de vida es un contrato que firmas con tu aseguradora que estipula un pago a tus beneficiarios, normalmente tu cónyuge, hijos u otros familiares, después de tu fallecimiento. Con este pago, puedes mantener a los miembros de tu familia a flote si dependen económicamente de ti. Es una excelente opción, pero ¿por dónde empezar?

Tipos de seguros de vida

  • Seguro de vida a plazo – En esta póliza, la cobertura ofrecida es por un periodo determinado. Las pólizas van desde 10, 15, 20 o incluso 30 años. Al final del periodo contratado, podrás ampliar tu póliza en plazos de un año. Sin embargo, cada renovación vendrá con una tarifa más elevada. En caso de que fallezcas dentro del periodo contratado, tus beneficiarios recibirán el pago acordado. Es el tipo de seguro de vida más común y también el más barato. Considera la posibilidad de adquirir este tipo de seguro de vida en los periodos en los que al final no tengas dependientes económicos, ni deudas, y tengas dinero ahorrado en tu cuenta bancaria.
  • Seguro de vida permanente – Como su nombre indica, esta póliza te cubrirá durante el resto de tu vida. También tiene la ventaja del valor en efectivo, lo que significa que una parte de su dinero generará intereses, y podrás beneficiarte de ello. Puedes retirar una parte del dinero en efectivo, siempre que lo devuelvas para no reducir tu beneficio por fallecimiento. También puedes retirar todo el dinero y renunciar a la póliza. Este tipo de seguro ofrece préstamos dentro del valor en efectivo, que puedes sacar para cualquier gasto o necesidad imprevista y que tendrás que pagar con intereses. Por último, podrás pagar las primas mensuales una vez que el valor en efectivo alcance un determinado nivel que te permita pagarlas.

Tu necesidad de seguro de vida cambiará con las diferentes etapas. Para determinar una cantidad, debes tener en cuenta los gastos que deseas cubrir, que pueden ser colegiaturas, hipotecas o incluso sustituciones de ingresos. Muchas pólizas a plazo tienen la opción de convertirse en pólizas de por vida. Primero, determina tus necesidades de aseguramiento para encontrar la mejor opción para ti!

Categoría