BUENAS NOTICIAS: Estamos construyendo algo para que tú y tu familia realicen operaciones bancarias mientras ahorran. REGÍSTRATE

Una guía financiera para la comunidad hispana de primera generación

5 minutos minutos de lectura

Tabla de contenidos

  1. El valor del dinero
  2. Crédito

Hay varias cosas a considerar cuando te mudas a los Estados Unidos: cultura, aspectos legales y consideraciones financieras. El aspecto financiero podría ser un área a la que necesites poner bastante atención. Tener todo bien cuando se trata de finanzas es difícil. Si estás empezando tu vida financiera, podrías encontrar diferentes tips en internet sobre qué hacer, pero es importante conocer los básicos. En este artículo encontrarás una guía financiera para hispanos de primera generación que viven en Estados Unidos.

Es común pensar que las finanzas personales son difíciles de aprender y pueden ser confusas, especialmente si acabas de llegar a los Estados Unidos y estás trabajando en tener toda la papelería lista. Tienes que saber que con la guía correcta, no es tan difícil como podrías pensar. En esta guía financiera encontrarás todo lo que necesitas para ayudarte en tus finanzas personales como hispano de primera generación que vive en los Estados Unidos.

El valor del dinero

Regresar ↑

En los Estados Unidos el dinero vale más que en casi cualquier otro país. Para combatir este problema, podrías empezar a crear un presupuesto que se ajuste a tu situación actual. Esto te ayudará a prepararte para el futuro y estar un paso más cerca de la libertad financiera. En este artículo  de vivienda hablamos sobre diferentes tipos de presupuesto. Los tipos de presupuesto más comunes que usa la gente son el presupuesto de la “regla del 30%” y el presupuesto de la “regla de 50/30/20”. Ya que nos estamos enfocando en la planeación financiera en general, podrías usar la regla “50/30/20”, donde gastarás el 50% de tu ingreso en necesidades, el 30% en cosas que quieras y 20% en pago de deuda y ahorros.

Para la sección de ahorros, también tenemos un artículo  sobre cuánto deberías ahorrar para tu retiro dependiendo de la etapa de vida en la que te encuentres actualmente. Depende mucho de cómo te gustaría vivir en tu retiro, pero el artículo es una gran guía para definir tus metas y empezar a fijar un plan de ahorros.

También hay algunas aplicaciones de presupuesto que te ayudarán a mantener un registro de tu dinero y control sobre él. También puedes mantener un presupuesto hecho a mano, pero las aplicaciones de presupuesto te podrían ayudar a estar mejor organizado.

Crédito

Regresar ↑

Construir tu crédito va más allá de obtener un préstamo o pagar por algo en una tienda. Un historial crediticio limitado puede crear problemas en el futuro. Podrías ser rechazado cuando aplicas por préstamos, tarjetas de crédito o, en caso de ser aprobado, obtendrás tasas de interés malas. Esto incluso podría hacer difícil para ti pagar por una casa o la educación de tus hijos. Como miembro de la comunidad hispana, concentrarte en construir tu crédito y tener un historial crediticio positivo te puede ayudar a construir riqueza para futuras generaciones en tu familia.

La primera cosa que necesitas hacer para construir tu crédito es un número de seguridad social (SSN) o un ITIN. En este artículo hablamos sobre obtener préstamos sin un número de seguridad social y explicamos el proceso de obtener un ITIN. También hablamos de cómo ser elegible para diferentes productos financieros que te ayudarán a construir tu crédito.

Después de que tienes un número de seguridad social o ITIN, ya tienes la posibilidad de aplicar para una tarjeta de crédito. Tienes tres opciones diferentes:

  • Tarjetas de crédito aseguradas

Esta es la manera más fácil de obtener una tarjeta de crédito y empezar a construir tu crédito. Este tipo de tarjeta de crédito es para personas que están intentando reconstruir su crédito o que no tienen historial crediticio. Se te pedirá que hagas un depósito de seguridad que será tu línea de crédito, pero eventualmente podrías ser considerado para un mejor producto, o incluso una tarjeta de crédito no asegurada. En este artículo hablamos de algunas opciones que tienes para tarjetas de crédito no aseguradas.

  • Tarjetas de crédito para personas con mal crédito

Algunas instituciones financieras ofrecen tarjetas de crédito para personas con mal crédito o sin historial crediticio. Aunque esta idea suena mejor que obtener una tarjeta de crédito asegurada, ten en mente que estas tarjetas de crédito usualmente tienen comisiones y tasas de interés más altas.

  • Tarjetas de crédito no aseguradas

Esta es la típica tarjeta de crédito. Puede parecer la tarjeta de crédito por la cual ir, pero ten en mente que es más difícil ser aceptado cuando aplicas. Si planeas aplicar, revisa todas tus opciones y considera cosas como las tasas de interés, comisiones anuales, recompensas y bonos de introducción.

Cuando inicies a construir tu crédito, revisa tu puntaje de crédito gratis y mantén un registro de cómo te va en tu construcción de crédito. Cuando tengas una tarjeta de crédito, ten cuidado con ella y úsala sabiamente. Mantén tu utilización baja y trata de pagar tu deuda cada mes para evitar cargar un balance y pagar intereses de tu tarjeta de crédito. Estos hábitos y pagar a tiempo mostrarán que eres una persona confiable y tu puntaje de crédito empezará a subir eventualmente.

En Crediverso encontrarás diferentes herramientas e información que te ayudará con tus metas financieras.

Categoría